lunes

Por que sé q se puede.

Yo te digo que se puede,
te lo pregunto también,
te lo propongo,
te apuesto que sí.

Hoy llueve después del calor,
es casi paradójico 
llegaron y calentó
se fueron y desapareció.

pero me gusta la lluvia,
me gusta que caiga,
q el viento se mueva conmigo,
con las hojas medias amarillas,
con las que suenan y se desvanecen,
con mis ganas de seguir
y las tuyas de recien empezar.

pero tranquila, te digo,
porq es necesario caer para levantar
porq hay q vivir para no parar,
q cada paso te permita el siguiente
y q un bajon siempre pesa pero ayuda.

pero tranquila, te digo,
todo es tan terrible para que despues sea mucho mejor,
nada por suerte es para siempre,
aunq en la suerte no creo mucho,
lo digo casi por costumbre,
casi por placer.

no pienses nunca q no puedes
porq probablemente sea asi si lo haces,
no dejes nunca de creer en lo q crees
porq una vez q lo hagas dejará de existir,
no dejes de crear lo q te gusta,
porq si no lo haces tú, nadie lo hará por ti

porfavor no te sientas sola
no predispongas abandonar nada
ni tu, ni nosotras, ni lo q sueñas

porfavor no dejes de soñar,
de creer en ti
de ser tú para ti
y asi luego para nosotros.

yo apuesto que sí,
que podés,
que podemos,
q seguimos siendo.

miércoles

Para mi mamá y su compañera


"La separación,
una experiencia de vida con sentido"

Y por fín salió,
y llego el gran día
el del lanzamiento y el del fin,
el de las entrevistas, la radio y la seudo fama q no esta nada mal...
pero por sobre todas las cosas la recompensa de dos años,
el fin de un trabajo árduo, constante y perseverante,
trabajo q ha más de alguno nos toco seguir de cerca (o no tanto)
pero q lo sentimos en la vida de cada una,
empezando por tí, mamá.

Hoy terminé de leer el libro,
y claramente esto es para ustedes,
partiendo por un reconocimiento gigante y una felicitaciones infinitas,
y ahi voy...

La verdad esq nunca presté mucha atención al trabajo dedicado,
y parto de alguna manera escusandome y tal vez pidiendo disculpas,
no puedo hablar de esto sin dejar de lado mi historia y mi experiencia,
por lo mismo me costaba entender, aceptar y asimilar 
el hecho de que escribieran de un tema tan doloro y tan cercano, 
tan parte de nosotros y muchas veces lleno de lo q siempre pensé errores y equivocaciones.

Y de pronto me surgió una duda media picaresca por saber lo q habia dentro de esas paginas,
un orgullo escondido, una felicidad compartida con las de ustedes 
y comenzé a leer en silencio en el avión q me trajo de vuelta a casa.

Llena de retorcijones de guata, 
las paginas se me pasaban volando
y desde un lenguaje muy sensillo me parece que logran llegar a la gente de forma muy directa,
creo q los testimonios, las hojas de colores y las preguntas
hacen del libro uno didactico, entretenido y lleno de sensaciones q nos representan o no,
pero q sin lugar a duda hacen de la historia de cada uno parte de una u otra pagina escondida.

Vi mucho de mí reflejado en lo contado y descrito,
pero sobretodo mucho de ustedes,
logré entender, aunq sin dejar mis prejuicios de lado,
mucho de lo q hace algunos años jamas habria aceptado aceptar,
sin embargo les escribo feliz de leerlas y aprender (yo) de lo q escriben.

Hay un tema interesentante, 
mencionado en el lanzamiento y q me parece muy importante,
q tiene q ver con la sociedad, la cultura, las patrones tradicionales,
lo q se puede y no, lo q se acepta y no y hasta q medida,
creo q sutilmente potencian una critica que pesa y nos llega a todos,
q tiene q ver con lo establecido q presisamente hay q dejar de establecer.

No me queda mas que agradecer, felicitar y mandarle a ambas un gran abrazo,
y q por el contrario de lo que dicen espero q no sea el ultimo,
q les viene bien el papel de escritoras, de mamás, y de grandes mujeres.

Además, se agradece la complicidad de su amistad,
que se nota en un buen equipo de trabajo y en un buen resultado,
demasiado bueno quizá.

Tania






lunes

Un otoño en Buenos Aires 2.0

El otoño en Buenos aires sigue siendo tibio,
aunq ya no me sorprende el tipico escalofrío,
poco a poco la ciudad me hace parte 
de lo q alguna vez pensé jamás lo sería.

Y mientras pasa mi segundo año,
piso mi segundo otoño
y asi con todo lo demás...

El otoño en Buenos Aires se lleva la tormenta
y porfin trae la calma, 
todavía espera el frió
y el calor del otro lado sigue tranquilo.

El otoño q es otoño en cada rincón
donde ni sol ni sombra, ni calor ni frió,
solo la hoja seca q rompe el silencio de una noche cercana al río.

Segundo y distinto,
esta vez mucho mas mío.