jueves

16 años



















Hoy (ayer en la noche antes de dormir), en una o dos horas más según el lado de la cordillera, es el cumple del Vicente, mi hermano. El vicho cumple dieciséis, y para los que lo conocen saben lo grande que está. Pero yo no estoy, me fui lejos y hoy, justo hoy, no quiero estar lejos porque hoy quiero estar allá...
El Vicente es un buen cabro, los que lo conocen lo saben también, bueeeeeeeno, medio pavito, medio flojo, medio colgado para los Argentinos, pero no importa porque es el más especial, y todos sabemos y nos reímos con él... al final, un niño grande que no quiere ser grande. pero Vicho, yo tampoco quería crecer.
Cuando eramos chicos y vivíamos otra vida me acuerdo que igual peliábamos harto, aunque mi cabeza, sabia por lo demás, me olvida de algunas cosas y la cabeza perdona... los hermanos siempre se perdonan... Jugabamos a los autitos con el Vicho, nos bañábamos en la piscina, el super nintendo los amigos del barrio y después, después a los cojinazos y ahí era cuando nos poníamos a pelear, no nos hablábamos y el silencio frente a nosotros nos distanciaba, nos pegaba fuerte, nos desesperaba. Pero se pasaba rápido... siempre se pasaba porque los hermanos son los únicos y el Vicente es el único que no puede pasar y entonces hoy, desde lejos todos los días vuelve y aparece cuando me despierto, o cuando me duermo, o cuando un mal día me pasa por encima y entonces pido por él y vuelve para volver a pensar que hago, a donde estoy... aunque mi juego favorito no eran los autitos... a veces nos acostábamos en la cama de los papás y hacíamos que dormíamos, dormíamos de mentira, y empezaban las risas y las carcajadas, el golpe del amor, la risa de lo fácil, la simplicidad de solo ser hermanos y entender que sómos juntos... pero si, como todo hermano menor el Vicho me copiaba en todo, me jodía con mis amigos, me molestaba, me webiaba, hermano chico po... me acuerdo una vez que me tire un peo en su cara y se puso a llorar porque le ardían los ojos, todavía me doy el honor de hermana grande de reírme de eso frente a él, aunque el problema, hoy, es que es ahora me pasa por varios centímetros así que mejor no molestarlo mucho, mejor solo estar con él.
La primera vez que viaje a Argentina, volví a Chile de sorpresa y lo pase a buscar al colegio, nunca en la vida habíamos pasado tanto tiempo sin vernos y nunca en la vida me voy a olvidar de esa cara que vi cuando nos volvimos a ver, esa cara que vi para mí, ni de ese brazo, ni de los ojitos de sinceridad, de extraño reencuentro, de nuestros ojitos de verdad.
Ahora ya estamos mas grandes, el Vicho cumple dieciseis y yo pa´pa que decir, ni cuenta nos dimos de como pasó el tiempo, de cómo llevo cuatro años acá y de cómo hace cuatro años que no paso un cumpleaños con él, que no le regalo un desayuno, un abrazo de cumpleaños, una cena de seis o una noche de a tres en la cama de la mamá, como cuando chicos pelearnos y decir quien la quiere más.
Hoy solo puedo, decirte te quiero mucho desde acá, quizá llamarte y escucharte de lejos, y en silencio volver a pensar que mejor no escucharlos a todos juntos, que mejor hacer como si este día fuera un día más.

miércoles

fragmentos del tiempo

Los momentos de siempre volví a vivir
las canciones de todos, de noche para mi
Solo espero que no pase el tiempo de más,
que no se me olvide mirar
solo espero no olvidar lo otro que quiero

Y que hacer con el tiempo
cuando cierro los ojos mientras miro igual
que hacer con el tiempo mientras duermo
y miro todo lo que despierta no tengo,
lo que dejé por otro,
por otra distancia,
por otro momento
y en ese tiempo mientras duermo
que pasa con el tiempo
que pasa con el sueño
afuera el viento y si no
despierto...

Decir que jamás fui tan feliz como aquí
pero no esa felicidad
pero si el momento que pasa para no volver a pasar jamás
el miedo mas grande...
que la dulzura compartida algún día
que a veces no quiero ni vino ni mirar eso que no tengo.

Nadie sabe cómo permanezco,
lo que hago para sobrevivir, despacio,
nadie sabe lo que pasa aquí dentro,
para sonreír y levantarme y despertar de ese sueño que no entendí.

Que nadie sepa que estoy como estoy
y que mi reflejo es lo único que soy
y que mi forma es lo único que soy...
de los otros tiempos
de los momentos distintos
todo eso pasó

que no se me pase la vida,
que no se me pase el tiempo...


martes


EN EL FUTURO
Mauro Andrizzi
Argentina

Siete minutos de gente besándose,
que pasará después, me pregunté.

Un testimonio, y aunque nada nuevo, una mujer que conmueve,
que intriga, que busca y encuentra al espectador,
"otras formas de encontrar la ficción", dijo el director.
muchos testimonios, muchas historias que parecen verdad pero no lo son,
una propuesta estética que parece sencilla pero atrapa y destapa, quiebra las formas
encuentra un lugar y uno distinto a los demás...
una hora justa y necesaria, una cámara fija, un espacio distinto,
y el último movimiento, la última historia.

Que viene después,
en el futuro: venimos nosotros,
en el futuro: las historias pasadas, contadas,
y en el futuro los nuevos modos, los cuerpos distintos, los cortes que molesten
la misma cámara para decir otra cosa, para mostrar, para pensar y dejar,
para que los pensantes pensemos para ser distintos y desgastar lo gastado,
en el futuro venimos nosotros, no pensé.




domingo


HOY NO TUVE MIEDO
Argentina
Ivan Fund

Dos peliculas. Una pelicula.

Parte 1. Ficción, la mejor fotografía, dos hermanas, un perrito, otra chica y un padre ausente.
Ninguna claridad fue necesaria, los sentidos fueron suficientes para comprender, alucinar, hacerse parte de una historia, de una no-historia,
de lo puramente audiovisual para generar en uno, en un una,
lo mejor que un cine sencillo puede transmitir y lo que finalmente el cine es para mí.
Y dos hermanas durmiendo juntas.

Parte 2. Un no se qué perfecto. Y mi espejo frente a la experiencia recién pasada.
Un equipo, un experimento, la pura convivencia,
cómo hacer, qué hacer, nuevos amigos para luego actores, una fiesta para luego un proyecto, una propuesta...
la ficción mentirosa quizá no demasiado
y las actrices de antes ahora también pero no para actuar,
todos son parte, todos somos parte de.
el cine dentro del cine.