martes

Cuando abri los ojos vi la cordillera de lejos.
ahora estoy justo sobre ella, de colores rojizos, descarada y hermosa.
la naturaleza se desploma desnuda ante mi, pienso en ella.
se me olvida,  a ratos, que son las montañas las que separa un lugar, de otro lugar.
que ambos son mios, pero que la violencia de la belleza de la cordillera grabada en los ojos,
solo existe en mi casa de este lado.

agua fria entre rutas despobladas, escucho murmullos de gente que no conozco,
solo sigo pensando en ella. no quiero vida social.
paso frente al cementerio de uspallata, arboles secos, sin nieve toavia.
¿cómo sera vivir justo acá?, me pregunto,
es un lindo dia, me pega el sol en la cara,
despego mis ojos de sueño, pienso que queda poco para vernos.
y que es la parte mas linda del viaje.

comienzan y terminan muchas cosas desde hoy en adelante, y para atrás.
busque otra palabra para no decir cosas, pero no importa.
me recuerdo de viajes pasados, de hojas tras estas hojas,
del comienzo del año tan distinto a todo esto.
vivo de sucesos inesperados, de vidas separadas,
entrelazadas por caminos distintos que en algun momento no pensado, se vuelven a juntar.

paisaje cada vez mas bonito. aumentan las ganas. adrenalina pensante.

lindo pueblo de montaña, yo tambien vivo en uno.
cuantos pueblos distintos hay en el planeta que habitamos,
cuán diferentes formas que elegimos para vivir.
animales se cruzan de camino y pienso en cada planeta, con su orbita,
por que solo de esta forma permanecen.
yo tengo mi orbita, y ella su planeta. perfecta armonia.

me sudan las manos, tengo sueño, y ganas de llegar.

vuelvo a pink floyd, como vuelvo a mi casa, como vuelvo al cajón.

veo la nieve de cerca, aca adentro hace calor,
siento mi mal cuerpo gastado, hace meses que le debo el cuidado por cuidarme.
un policia y un perro revisan el bus, nunca sabran lo que llevo dentro.

la montaña es imponente, me guardo mis secretos.
estoy por cruzar a tierras chilenas,
nombres ridiculos entre fronteras ridiculas.
tierra por tierra es la misma cosa. país por país.

me duele un poco la cabeza, me suben los mocos, me retumban los oidos.
digno malestar. roquerio inmediato, es un buen viaje
aunque muero de sueño presiento que no voy a dormir en muchas horas más.

estoy en paz, se me fue la ansiedad, se me fueron los nervios.
me traslado lento, por fuera, y por dentro.
quisiera un poco de aire puro aqui dentro.
nos pensamos todo el tiempo. lo se.

anticipo la vista del valle de santiago
verdes aparentemente eternos de espinos llenos. me vuelve la emoción.
dejé demasiadas cosas para llenarme de otras, así, rápido.
los momentos se van esfumando, cotidianos en la memoria,
algunos desaparecen por completo, otros, jamas se iran el todo.
montes y casitas de colores, Buenos Aires está ahora lejos.

decido conciente qué dejar en mi, y qué dejar ir, para algún día volver.
altas diferencias. quiero llegar justo ahora.
de lejos diviso el smog de mi ciudad, me recuerda una cancion del tio Leo,
que decido no olvidar.

mi cabeza nebulosa de conciencia.
aparecen palmeras de falsos paraisos. decaimiento cultural, es parte de todo esto.
creo en mi propio paraiso, por eso es que vuelvo tan segura de mi,
porque confio en todo lo mio. me voy apropiando de personas, de lugares, de montañas.

algun dia, hace muchos años, soñé estudiar cine en buenos aires.
hoy, sueño otras cosas.

mutan las cabezas inconcientes de lo que puede pasar.
encontré una coordenada exacta, y confio justo en ella.
como el planeta a su orbita, para vivir en paz.