martes

Palabras culiás, valen callampa.

Todas son mentira. No se por que te creí.
Peco de ingenua niñez amorosa. Pf.
Podría ser cualquiera. Podría ser cualquier cosa.

Culpa de culpas por saber decir demasiado bien.
Placer Sofista arrancado del pasado.

No necesito hablar bonito para decírtelo bien.
Igual se qué escribo. Y se por qué.
Weona tonta de tanto pensar.
Me calientan las ganas de insultar.
Fervor de cuerpo caliente. Lo siento. Soy picá.

Palabras culiás. Son todas mentirosas.
Me sirven pa mentir lo que siento.
Y también te miento.
Con palabras de palabras.
Circulo interminable de moscas podridas. Ediondas. Peludas.

Que asco la red que no termina.
Esto de las palabras si que es infinito.
Leo la Náusea.
Todo lo que dije vale callampa.
Eterna paradoja se amarra a ellas.
No terminamos nunca.

Me voy de pez volador.
Y quizá no vuelvo.
Los peces no hablan, solo mueven la boquita, y pienso que ríen.
No me importa si es cierto.
Ciertamente, lo merezco.
Crezco inválida de poder de palabras.
Aunque se que es el único que tengo.

Te miento. Te lo devuelvo.
Vomito silencio.

Espacio.

Despacio.


No estás.

Solo era necesario callar.