miércoles

Soledad de un modo necesario.
Modalidad de modelo mal visto.
Solo permanezco.
Parezco mounstruo transforme en infinitos no se qué.
En que momento me volví transformable.
En qué momento cambié tanto.
Tantas horas estoy perdiendo haciendo esto que no sirve.
Soy mentira de mi misma, y soy mentira de los demás.
Tranquilidad falsa, falsas palabras.
Y bla, bla, bla.

Afuera todo sigue funcionando.

Las familias siguen siendo familia menos una.
Los hermanos siguen tendiendo una mano.
Pero yo le miento a todo el mundo y todo el mundo me miente a mi.

Cuando nos volvimos todos mentirosos.
Es que el origen de nosotros mismos siempre estuvo en el mismo lugar. Equivocado por cierto.
Vivimos de ilusiones falsas. Partimos mal.         Siempre     partimos      mal.
Maldad de hombre. Maldad de mujer. El principio de todo es partir mintiendo.

Me vuelvo caracol de mi misma.
Ya no creo en los poemas que crearon para mi.
Ni en los bosques, ni en las grandes ciudades. Ni en los recuerdos.
Ni en nada. Se desarmó todo.
Y no se me mueve un músculo.
Ni una pestaña. Soy roca de la roca que me quitaron.

Pasé una noche caminando pensando que todo estaría mejor.
Pero pasó la noche y todo funcionó de la misma manera.
Del modo de los mentirosos.
Que no tiene nada de malo serlo.
Que es parte de la naturaleza
y que la naturaleza es esto.
Y no las playas, ni la Marihuana,
ni todo el puto cemento que pusimos encima.
No pertenecemos a eso.

Tan mal vistos que fuimos siempre por nosotros mismos.
Hicimos todo mal.

Ni mala soledad,
ni mala mentira.
Un día detrás de otro día siempre se arregla.
No importa si es mentira. Es mejor creer en algo.
No hay más verdadero que aquello que escondemos.

Piel camaleonica nos salva del resto del mundo.
Todas las mañanas hay que seguir despertando,
y todas las noches hay que volver a dormir.
O al revés. Lo que sea que sea es una lucha igual.

Se sobrevive igual.

Esto como una especie de optimismo falso, pero optimismo al fin.
Es como estar en contra de todo,
pero pensar que tengo razón, me salva de lo otro.
De lo que los otros, que mienten, como yo miento, dicen que esta bien.